Año 2005. En pleno boom inmobiliario español, Manolo y su mujer compran un piso en régimen de hipoteca por valor de 240.000 euros que pagaran en cuotas de 900 euros mensuales. Se lo pueden permitir puesto que los dos tienen un buen sueldo: él trabaja en la construcción; ella como administrativa en una oficina. En...