• Nuestro objetivo no es repetir lo que han dicho ya los demás sino profundizar en lo real y olvidado, huir de la agenda mediática establecida. Porque se puede.
 
    • No habrá lugar para refritos, plagios y otros disparates.
 
    • Toda la información aquí publicada es veraz (comprobada y contrastada), que no siempre verdad. 
 
    • No haremos publirreportajes, propaganda ni nada parecido.
 
    • Libertad y pensamiento crítico. Trataremos cualquier tema que permita contar una buena historia y, sobre todo, que tenga un trasfondo social y sea de interés público. Sin límites ni influencias.
 
    • Creemos en el periodismo crítico, aquél que permite vigilar a los poderes y cuestionarlos si fuera necesario. De hecho, es el único que debería existir.
 
    • No seremos breves aunque los sabios de Internet recomiendan las pequeñas píldoras de información. Sin embargo, seremos lo más molones posible.
 
    •   No nos volveremos locos por tener millones de fans y followers. Pero, si quieres, síguenos en Twitter y Facebook.