El pasado viernes se celebró en la Facultad de Comunicación de la UAB una conferencia sobre el futuro profesional de los periodistas. De Izquierda a derecha: Vicent Partal (Vilaweb), Saül Gordillo (El Periódico), Francesc Valls (El País), Enric Sierra (La Vanguardia) y Carles Capdevila (Diari Ara).

El pasado viernes se celebró en la Facultad de Comunicación de la UAB una conferencia sobre el futuro profesional de los periodistas. De izquierda a derecha: Vicent Partal (Vilaweb), Saül Gordillo (El Periódico), Francesc Valls (El País), Enric Sierra (La Vanguardia) y Carles Capdevila (Diari Ara).

Cuando hasta en la sopa uno encuentra escrito que el periodismo está en crisis, que no hay salida, resulta necesario removerla y buscar nuevas vías en las que mojar pan. Es cierto que cada vez más profesionales pierden su trabajo (desde  mediados de 2008 se han destruido más de 6.400 puestos) , que cada vez hay más periodistas recién sacados del horno de las facultades (en 2011 hubo 2.659 graduados más según APM), que los medios de comunicación viven con incertidumbre (o, directamente, mueren). Pero ante esa realidad, no queda otra que inventarse nuevos caminos y formas de ejercer esta profesión. El periodismo que nos han enseñado y nos enseñan en las facultades está dejando de existir en sus formas, muchos tal vez ni conozcamos las redacciones convencionales. Solo queda caminar con optimismo y alejar el zumbido del lamento. Ahí van 10 razones para ver nuestro futuro periodístico no como un fracaso estrepitoso sino como una gran oportunidad.

 

1. Lo primero que hay que tener claro, citando al periodista Vicent Partal, es que “están en crisis las empresas periodísticas, pero no  el periodismo”. Este siempre será necesario para promover una ciudadanía crítica y un mundo más bonito y justo. Lo único que requiere son nuevas estructuras, y es que nuestro trabajo, por naturaleza, va ligado a cambios constantes.

2. A falta de bola de cristal del futuro, por el momento, una salida tangible es Internet. Debemos exprimir las herramientas actuales como Twitter o WordPress e idear nuevas formas para ejercer este oficio al margen de los grandes medios. Lo mejor de esta selva digital es que la barrera de entrada para crear nuevos proyectos es prácticamente cero. Se necesita poco dinero para empezar, pero hace falta tiempo, ganas y buenas ideas.

3. Con Internet tenemos al alcance a todo el público. Debemos tener en cuenta esta oportunidad y, sobre todo, aprovechar el papel de los lectores activos. Siempre, eso sí, viéndolos como lectores y no simples usuarios, como decía el responsable de El País Catalunya Francesc Valls.

4. Tenemos en nuestras manos reinventar la profesión. Eso supone, o bien escoger el camino del abismo y el miedo, o verlo como algo apasionante y divertido como sugiere el director del diari Ara Carles Capdevila. Somos privilegiados, podemos arriesgar, inventar e innovar.

5. Si todo el mundo dice que es el momento de emprender, ¿será por algo, no? Lo es. Ahora más que nunca hay muchas cosas que contar y tenemos las herramientas para hacerlo. La autoocupación es una alternativa viable a la crisis. ¿Para qué esperar a que alguien nos contrate si podemos generar nosotros mismos nuestro propio puesto de trabajo?

 

6. La red es la mejor vía para darse a conocer como periodista. Potenciar la marca personal es mucho más fácil de lo que creemos, únicamente requiere trabajo y esfuerzo, una fórmula más que tradicional. Si uno crea contenidos de calidad, sabe bien para quién trabaja y saca partido al márketing online, puede conseguir grandes metas. Por supuesto, el currículum tradicional ha quedado obsoleto. Ahora, como dice el responsable de contenidos digital de El Periódico Saül Gordillo, lo que interesa son proyectos, blogs, webs, propuestas.

7. Algunos diréis que todo este trabajo se ha de financiar. Es cierto, en Internet no es fácil obtener ingresos porque la gente no siempre está dispuesta a pagar por información. Sin embargo, ya se han hecho posibles muchos proyectos periodísticos mediante financiación colectiva: Annuari Mèdia.cat (este año vuelve a presentarse), Vía52, La Marea… Los usuarios no quieren pagar por suscripciones completas pero sí por microproyectos que les pueden interesar. Esa puede ser una vía de financiación a tener en cuenta.

8. El periodismo no ha muerto y no morirá. Está buscando su futuro. Como decíamos, necesita reinventarse pero en ningún caso morir, porque es necesario.

 

9. Algunos proyectos periodísticos jóvenes nos pueden terminar de iluminar. Vía 52, Jot Down, Zoom News, Panenka, Mediapunta, ByLiner, Gadwoman, Contrast ya están comenzando a reinventar el periodismo en sus campos. Debemos aprender de ellos.

10. El periodismo digital no es el futuro, es un apasionante presente. Lo decía la periodista Amaya García en 2009.

Creatividad, imaginación, trabajo, pasión por el oficio, honradez y ser conscientes de que, en el fondo, somos unos privilegiados. Esos son los ingredientes fundamentales para ver el futuro como una oportunidad. Es normal tener miedo ante lo desconocido, pero hay que lanzarse. En El Ideario lo tenemos claro. Y tú, ¿ves con optimismo el futuro periodístico? Explícanoslo en los comentarios :)

Sobre El Ideario Reportajes

El Ideario Reportajes Bajo la firma de El Ideario Reportajes hay Janira Gómez y David Muñoz, dos periodistas a falta de título inquietos, emprendedores y complementarios. Son los fundadores de elideario.com. Preparan los reportajes propios, las reflexiones y procuran (a veces sin éxito) que la web funcione. Su lema: en busca de la esencia periodística. Su filosofía: sembrar para recoger. En beta constante. Twitter