Todos los seres humanos nos movemos por observación e imitación, y a partir de ahí nos desarrollamos. Vivimos en un mundo audiovisual poblado de tecnologías, abundante información y caos intencionado, pero nos adaptamos. Tan fácil como respirar. En un mundo así, resulta difícil imaginar que una persona utilice únicamente su piel para conectarse con la...